Blog Lean Perú
Teorías y experiencias de la aplicación de Lean Construction en el Perú

Lean Peru


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
Filosofía Lean [5] Sindicar categoría
Last Planner System [1] Sindicar categoría
Técnicas Lean [1] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2019 [1]
Abril 2019 [2]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Otros Principios Lean

En lo referente a Lean, Daniel Jones y James Womack, en su libro "Lean Thinking", definen Lean como la filosofía que tiene por objetivo esencial la eliminación sistemática de los desperdicios por parte de los miembros de la organización en todos los procesos. Esta filosofía se esfuerza por hacer que las organizaciones sean más competitivas en el mercado mediante el aumento de la eficiencia y la disminución de los costos debido a la eliminación de las actividades en los procesos que no generan valor.
Otra definición interesante, es la que define Lean como el sistema socio-técnico integrado cuyo principal objetivo es la eliminación del desperdicio mediante la reducción o minimización de la variabilidad, esta variabilidad puede ser de tres tipos:
- La variabilidad interna
- La variabilidad de proveedores, y
- La variabilidad del cliente.
Se trata entonces de una filosofía de producción, que busca optimizar sus procesos y lograr la satisfacción de sus clientes a través de minimizar los desperdicios en cada proceso que forma parte del flujo de trabajo, eliminar o minimizar al máximo las actividades que no aporten un valor añadido al producto final, conseguir mantener un nivel de inventario mínimo y, obviamente, definir desde el inicio cuál es el valor que ha solicitado el cliente.
Los principios básicos de la filosofía Lean fueron propuestos por los mismos autores que definieron al nuevo sistema de producción como Lean. James Womack y Daniel Jones, en su libro “Lean Thinking”, propusieron 5 principios básicos:
1) Definir el valor.
2) Identificar el flujo: Identificar la cadena de valor.
3) Optimizar el flujo del valor para evitar interrupciones en el mismo.
4) Permitir que los clientes extraigan el valor (Pull).
5) Buscar permanentemente la perfección (mejora continua).

A continuación analicemos brevemente cada uno de los 5 principios básicos, y su aplicación a los proyectos.


1) Definir el valor
Lo más relevante de la filosofía Lean es el valor. El valor solo puede definirlo el consumidor final, quien toma el producto o servicio y solamente es significativo cuando se expresa en términos de producto específico (un bien o servicio, o ambos a la vez) y a la vez debe satisfacer las necesidades del consumidor a un precio razonable y en un momento determinado. Sin embargo, el valor es creado por la organización, desde el punto de vista del cliente, que es la razón de ser de esta. En el interesante libro de James y Womack, el cliente para ellos es el que define el valor, pero solo el cliente final. Pero sabemos que hoy el concepto de cliente va mucho más allá, y se considera que el cliente puede ser tanto el final como los internos propios de la empresa; por ello se dice cliente externo y cliente interno. De esta definición de valor se concluye que es un concepto fundamental en la filosofía Lean. Algo tiene valor cuando satisface las necesidades del cliente, cuando se le entrega al cliente lo que quiere, como lo quiere y en la cantidad que lo quiere.
El concepto de valor no es estático, ya que evoluciona con el tiempo. Esto significa que la empresa debe conocer cómo evoluciona el concepto de valor de sus clientes para adaptar su oferta a ello.
Para aplicar este principio en los proyectos se recomienda llevar a cabo las siguientes actividades:
• Definir el valor de forma precisa. El producto o servicio debe tener unas características específicas, con un precio específico.
• Establecer un costo objetivo a partir de la cantidad de recursos y esfuerzos necesarios para realizar el producto o servicio especificado en el paso anterior. Para establecer un precio objetivo inferior al de los competidores, se ofrecen las siguientes alternativas:
• Reducir precios, calculando estadísticamente la manera que aumenta el volumen de ventas.
• Incrementar los atributos y mejorar el producto o servicio para que las ventas se incrementen.
• Incorporar servicios al producto final que den un valor añadido al mismo frente a productos similares de la competencia, que lo hagan más atractivo y aumenten las ventas.

2) Identificar el flujo: Identificar la cadena de valor
Hay que identificar la cadena de valor que es el conjunto de todas las tareas que es necesario completar por las siguientes 3 tareas básicas para entregar el producto o servicio final al cliente:
- Solución de problemas: Se inicia en la concepción, sigue en el diseño detallado e ingeniería hasta la producción.
- Gestión de la información: Transcurre desde la recepción del pedido a la entrega, a través de una programación detallada.
- Transformación física/ejecución: De las etapas de la prestación del servicio, con los procesos existentes desde la materia prima hasta el producto terminado en manos del cliente.
Ya que las actividades no se miden, no se pueden gestionar. El objetivo de este principio es la creación de un mapa de valor que refleje el camino que realiza el flujo de trabajo desde el principio hasta el final. En él se reflejan todas las actividades que se realizan en el proceso de producción o de prestación del servicio.
La alternativa Lean es redefinir las funciones y áreas de modo que puedan hacer una contribución positiva a la creación de valor y dirigirse a las necesidades reales de los empleados en cada punto de flujo, de forma que sea de su interés hacer que el valor fluya. Esto exige no solo la generación de una iniciativa Lean para cada producto, sino el replanteo de la organización, funciones y cargos convencionales y el desarrollo de una estrategia Lean. Se realiza un gráfico con el flujo del valor del proceso entero. Se eliminan las etapas cuyo despilfarro es evidente, y se mantienen las que generan valor. El siguiente paso a realizar es reorganizar el proceso para que las actividades que aportan valor puedan fluir.

3) Optimizar el flujo del valor para evitar interrupciones en el mismo
Este principio se puede aplicar a cualquier actividad, ya que la cantidad de esfuerzo de recurso de mano de obra, tiempo, espacio, maquinaria, herramientas, instrumentos y existencias necesarias para diseñar y suministrar un determinado bien o servicio generalmente pueden reducirse a la mitad muy rápidamente. Se trata de que cada actividad que forma parte de un proceso genere un valor agregado respecto a la anterior. Una vez definido el valor e identificado la totalidad del flujo de valor, se siguen los siguientes pasos:
• El primer paso es concentrarse en el producto / servicio; el diseño específico, el pedido exacto y el propio producto, sin perderlos de vista.
• A continuación se deben ignorar los límites impuestos por la tradición de los puestos de trabajo, las carreras profesionales y las funciones, para crear una iniciativa Lean que permita fluir de manera continua a las actividades que realizan el producto o el servicio.
• Por último, se replantean prácticas y herramientas específicas que eliminen todo aquello que sean desperdicios o interrupciones del flujo, para que diseño, pedido y producción pueda realizarse de manera continua.

4) Permitir que los clientes extraigan el valor
Una vez establecidos qué se produce (valor) y cómo (procesos y actividades) hay que definir el método para conseguirlo. La filosofía Lean utiliza el "método pull". Éste se centra en ofrecer lo que el cliente quiere en el momento y en la cantidad necesaria. Hay que hacer que el cliente pueda reconocer el valor y hacerlo suyo. Es decir, es la demanda quien programa la producción. Cada proceso realiza únicamente lo que el siguiente proceso necesita, el cliente es el que "jala". Precisamente esto es lo contrario al sistema actual (push = empuja), en el que cada proceso realiza el máximo posible y "empuja" al siguiente proceso. En resumen, el sistema "pull" implica que ningún proceso aguas arriba debe realizar un producto o servicio si ningún cliente (interno o externo) lo solicita aguas abajo. Esto quire decir, "No fabricar nada hasta que sea necesario, a partir de aquí fabriquémoslo muy rápidamente". Se deben elaborar formularios para que el cliente especifique exactamente el valor que necesita. También es importante involucrar a los clientes en el proceso de diseño e implementación del proyecto, ya que permite generar menos desperdicios, debido a que se realiza únicamente lo que el cliente desea.

5) Buscar permanentemente la perfección (Mejora continua)
Se dice que el objetivo de este principio es la búsqueda de la perfección, aunque conseguirla es imposible. Una vez que se ha implementado el sistema Lean en la empresa, inicia un proceso de mejora continua, mediante el cual se redefinen los valores (se añaden características o prestaciones nuevas al producto o servicio), se mejora el flujo de valor, se eliminan nuevos desperdicios y el sistema pull funciona mejor, más rápido y eficaz. Para aplicar este principio, los responsables del flujo de valor tendrán que aplicar los otros 4 principios anteriores, determinando qué es el valor, analizando su flujo, optimizándolo al máximo y aplicando el sistema "pull". Se debe tener una idea clara de cuál es el grado de perfección que se quiere alcanzar para que el objetivo de mejora sea visible y real para los implicados en su consecución. Según Jones y Womack, la perfección es como el infinito: tratar de imaginarla y llegar a ella, es materialmente imposible, pero el esfuerzo proporciona la inspiración y dirección esencial para el camino.
A continuación se adjunta un esquema del funcionamiento de los 5 principios básicos de la filosofía Lean (Fig. 1). Como se puede observar, se parece mucho al ciclo PDCA de Deming, ya que es un ciclo continuo, de mejora constante, en el que se debe planificar (qué es el valor), se tiene que establecer el flujo de valor (identificar el flujo), se comprueba (optimización del flujo) y se actúa (sistema pull).

Fig. 1: Compración de los 5 Principios Lean de Jones y Womack y el Ciclo Demming

Para bajar el libro "Lean Thinking".

 


Ms. Carlos Vargas Cárdenas
Abril 1 del 2019

Por Carlos Vargas Cárdenas - 1 de Abril, 2019, 3:08, Categoría: Filosofía Lean
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)



Carlos Vargas Cárdenas

Ingeniero Civil. Master en Gestión Empresarial. Consultor, comprometido con la filosofía Lean Construction, enfocado en la promoción de competencias profesionales necesarias para la investigación e innovación del sector construcción. Interesado en el desempeño superior de profesionales y empresas para la competitividad de la industria de la construcción en el Perú.



<<   Abril 2019  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com